dilluns, 2 de gener de 2012

ABC, 2 de gener de 2012

Noticias agencias

Marcha atrás a la fachada transparente de los museos modernistas de Sitges

(Cataluña) Arquitectura
02-01-2012 Barcelona, 2 ene (EFE)

La fachada transparente que el anterior gobierno de Sitges preveía para los Museos Maricel, Can Rocamora y Cau Ferrat ha sido desestimada por la comisión ejecutiva del consorcio del Patrimonio de Sitges, presidida por el presidente de la Diputación, Salvador Esteve, y el alcalde, Miquel Forns (CiU).

En la última reunión de la comisión ejecutiva del consorcio se ha aprobado el proyecto básico reformado del proyecto de restauración, condicionamiento y remodelación del conjunto de edificios modernistas de Sitges, antes de que se empiece a tramitar la licencia ante el Ayuntamiento y la Comisión Territorial de Patrimonio de la Generalitat, que se prevé durante el mes de febrero.

En declaraciones a Efe, el alcalde de Sitges ha dicho hoy que el nuevo proyecto "va en la línea de ser lo máximo de respetuoso con el patrimonio arquitectónico original de la localidad, tal como también pedía la plataforma cívica que se constituyó hace unos años en contra del anterior plan".

El proyecto reformado, elaborado por el arquitecto J.Emili Hernández Cros y que también tiene un presupuesto de unos nueve millones de euros, recupera la linealidad vertical de la fachada marítima de los orígenes de 1918, a la vez que resuelve la conexión entre los tres edificios afectados a través de rampas y elevadores internos.

En el proyecto de 2008, y que se empezó a ejecutar hace más de un año, se apostaba por una estructura de vidrio -el elemento más polémico del plan- con pasarela exterior.

Miquel Forns remarca que si bien existía un gran consenso en la ciudad en que era imprescindible que se remodelaran todos estos edificios, porque sufrían de problemas estructurales, "había discrepancias por las soluciones adoptadas, que incluso generaban dudas respecto a su legalidad, teniendo en cuenta la normativa de patrimonio de Sitges".

A su juicio, con el nuevo proyecto estas dudas desaparecen "y se consiguen unas soluciones de accesibilidad y seguridad más respetuosas con la arquitectura original".

Otro de los cambios que se ha introducido tiene que ver con la elevación que se había previsto del suelo de la planta noble del Cau Ferrat para la climatización.

En el proyecto original se inducía a elevar el suelo unos 35 centímetros, mientras que ahora los conductos para la climatización se harán a través de techo y paredes. "De esta manera -argumenta el alcalde- nada se altera, ni a nivel estético ni estructural".

El proyecto básico reformado se pone ahora a información pública durante treinta días antes de su aprobación definitiva.

Miquel Forns prevé que la reapertura del Cau Ferrat pueda hacerse a finales de 2012 y la de Maricel en el verano de 2013 y promete que cuando técnicamente sea posible hará retirar los andamios que actualmente cubren los edificios más emblemáticos de Sitges.

El casco antiguo de la ciudad, declarado conjunto histórico en 1972, coincide con el recinto de la antigua Subur, que acogía un puerto pesquero, y los edificios de los museos forman un conjunto arquitectónico que se revela como una joya modernista. EFE.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada